Cracks IA

El impresionante estado físico de Cristiano Ronaldo a sus 33 años. Rompió varias marcas

Para nadie es novedad que Cristiano Ronaldo, la estrella del Real Madrid, es vanidoso, cuida su cuerpo más que a nada y, además, es obsesivo a la hora de potenciar su estado físico. Es tal la forma en que el luso se prepara para mejorar su rendimiento en la cancha, que muchos creen que es por ello que es un jugador top, más que por un talento natural e innato como el que ostenta su eterno rival, Lionel Messi.

Más allá de entrar a un debate sin final, el que por cierto es improbable, mejor es rescatar como esa obsesiva preparación lo han llevado a levantar su forma, una que decían que había perdido a sus 33 años. Y una que lo tiene marcando un gol cada 43 minutos en la segunda vuelta de la Liga, y 14 tantos -uno de espectacular chilena- en sus 9 partidos de Champions.


Instagram/@cristiano

¿Por qué seguimos mencionando la pirueta ante la Juventus? Dicha acrobacia, además de ser una imagen difícil de sacar de la retina, dice mucho sobre el físico del portugués. Para realizarla debió levantar su cuerpo de 1,87 metros a una altura de 1,40, para así golpear el balón a unos 2,45 metros. Una locura, por donde se le mire.

Y es que el cuerpo del “7” del Madrid está en un estado fuera de serie, en particular si consideramos que tiene ya 33 años. ¿No nos creen? Atención.

El staff técnico del club merengue realizó algunas pruebas en el jugador, las que indicaron que su estado físico era símil al de un joven de 23 años. Su cuerpo presenta sólo un 7% de grasa, algo inusual considerando a la media de los futbolistas, que ronda entre el 10% y el 11%, según informó AS. Lo mismo sucede con el porcentaje de masa muscular, el cual excede la media de 46% para llegar hasta el 50%, algo que sin duda está a la vista. Y es quizás una de las mayores preocupaciones del máximo goleador de la Champions League.

Sin embargo, en la cancha se premia más una mayor aceleración, como la que presentaba Ronaldo en su época como Diablo Rojo. Y una que, si bien no es como la de antes, lo mantiene entre los jugadores más veloces. Por ejemplo, si lo comparamos con los más rápidos de la liga inglesa, conocida por tener a los máximos exponentes en esta área, Cristiano no tiene mucho que envidiar. 

La mayor velocidad registrada esta temporada, y desde que empezó la medición en 2013, es la de Leroy Sané, el ágil extremo del Manchester City, con 35, 48 kilómetros por hora. En tanto el portugués marcó, en 2017, una máxima de 33, 25.

Un registro sencillamente impresionante y una muestra más del trabajo metódico del luso. Y, más allá de los réditos que le pueda traer estéticamente hablando, lo del luso es también una promesa para con su club. Una de líder y goleador, la cual durará al menos unos años más, y que hoy por hoy lo tienen encaminado a su sexto Balón de Oro.


Instagram/@cristiano

 

Source: Upsocl

Escrito por

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 − 6 =